Redes sociales y política: la web como apoyo

"Una campaña online no dura un mes". Gran verdad. Grandísima verdad.
Esta y otras frases se comentaron en el encuentro Política y Redes celebrado en Madrid la pasada semana. Un interesante punto de encuentro en el que se pusieron en común temas interesantes, algunos ya manidos y otras de las que los políticos empiezan a darse cuenta con el paso del tiempo. 
El mito surgido en torno a Internet  (del que ya hemos hablado en La Azotea) a partir del enorme éxito de la campaña Obama, está siendo cuestionado. La aplicación de un modelo muy similar, puesto en marcha también de forma brillante pero sin conseguir el mismo éxito, ha hecho que muchos se pregunten algunas cosas. Nos referimos al caso de Antanas Mockus en Colombia. Imparable en la red, defenestrado en las urnas. 
Mockus lo hizo todo bien con su campaña online: atrajo a una gran cantidad del electorado colombiano (principalmente jóvenes), consiguió transmitir y comunicar su mensaje y darse una visibilidad impensable a principio de la campaña. ¿Pero? Pero valieron más los ocho años de era Uribe que heredó Santos. No es lo único,  pero Internet es un medio poderoso si es empleado estratégicamente. Mockus lo sabe y por eso ya usa su web para llegar a Nariño en las siguientes elecciones
En España nos sobran los ejemplos de políticos, ayuntamientos y proyectos que arrancan fuerte, pero que ahí se quedan: sin contenidos, sin comunicar. 
La idea de Open Government, que toma cada vez más fuerza en nuestro país, es una de las grandes armas de los gobiernos en situaciones de crisis. La posibilidad de ubicar mensajes de trabajo, propuestas, etc. de manera directa con el ciudadano, sin pasar por el filtro de los medios supone una herramienta de comunicación muy importante en las labores de comunicación de gobierno
En España uno de los pioneros en comunicar su actividad como político es Luís Salvador, senador por Granada, que con su Oficina Virtual de Atención al Ciudadano (OVAC) y su presencia en Redes Sociales transmite su trabajo a todos aquellos que lo quieran conocer a través de la red. Ademas, gracias a la web el senador recibe las inquietudes de los ciudadanos e intenta responderlas en la medida de lo posible. 
Y es que "una campaña online no se hace en un mes". Eso sería lo más sencillo: volcarse en unas semanas y despreocuparse del resto, pero una buena campaña en la red debe sustentarse día a día con contenidos y con trabajo que transmita transparecia al ciudadano  y que sus representantes están realmente trabajando e intentando hacerles la vida un poquito más facil. 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Las redes sociales están bien, muy bien, pero ya no son la panacea. Como todo, cuando la novedad (la frescura) pasa ya no es tan efectivo. De cualquier modo se ha instalado como algo básico en cualquier campaña.

J. Pedro Marfil dijo...

Gracias por el comentario. Habrá que ver cómo evolucionan y se adaptan las nuevas plataformas a las necesidades políticas.
Un saludo

CyberElector dijo...

Interesante artículo.

La clave del éxito en la relación entre redes sociales y la política está en que el político puede acercarse al ciudadano de manera más fácil y viceversa, que el ciudadano acuda al político, que otrora era inaccesible.

Un saludo desde http://www.cyberelector.com/

J. Pedro Marfil dijo...

Gracias por el comentario. Estoy de acuerdo en que la red simplifica la comunicación político-ciudadano.
Enhorabuena por el proyecto de http://www.cyberelector.com/ pinta muy bien.
Ánimo y un abrazo