Errores en la comunicación online de los partidos a nivel local

Errores en la comunicación online de los partidos a nivel local
En muchas ocasiones nos olvidamos de que no todos los políticos son Rajoy o Rubalcaba, igual que no todos los futbolistas son Cristiano o Messi. A veces tomamos a esta pequeña élite como si fuese representativa del vasto conjunto de políticos o deportistas. Pensamos que todos van a trabajar en coche blindado, tienen escolta o ganan millones por entrenar cada día. Y la realidad es bien distinta. 
El grueso de nuestros políticos lo componen políticos de base. Pequeños ayuntamientos y corporaciones que no tienen la exposición mediática que tienen las grandes ciudades o comunidades. A veces nos olvidamos que, al igual que en deporte, son muchos los que se baten el cobre en categorías inferiores compaginando trabajo con ocio y empeñando su tiempo en aquello que les gusta por poco más que amor al arte. 
Sirva esta introducción (que casi parece una oda al trabajo de base) para darnos cuenta de que no todos los partidos o administraciones locales pueden permitirse tener a una persona con los conocimientos y experiencia requeridos para gestionar el trabajo de la difusión a medios o de la comunicación online.
Sea como fuere, se localizan errores recurrentes en la mayor parte de los perfiles de partidos y administraciones. En esta ocasión centraremos en los partidos. 
El primer error es la identificación de públicos. Muchas agrupaciones locales se limitan a abrir sus perfiles por el mero hecho de que el rival ya lo ha hecho, sin plantearse a quién va a hablarle. Identificar a nuestro target debería ser lo primero a tener en cuenta. ¿Sabemos a quién nos dirigimos? ¿Son simpatizantes del partido, vecinos, o nada de eso? La  identificación del público es fundamental para dar los siguientes pasos: plantearse los objetivos de la comunicación y elaborar los mensajes adecuados. ¿Comunicamos para persuadir o para movilizar o para fidelidad? 
No se puede olvidar que comunicamos para quien quiera escucharnos, no para gritar al aire nuestras virtudes. Este punto es pasado a menudo por alto por y es básico para mantener una comunicación efectiva. Dicho esto veremos algunos de los errores más frecuentes que podemos encontrar:
  • Comunicación esporádica: A veces la publicación de comentarios tanto en Facebook como en Twitter es esporádica. Muchos partidos a nivel local desconocen plataformas de gestión de contenidos para optimizar sus publicaciones. 
  • Escasa escucha: En Twitter por ejemplo, una muy buena plataforma para mantenerse al tanto, escasea el uso de listas por parte de los partidos. Las alertas de menciones o los listados con periodistas, medios, personas de otros partidos, etc. Pueden ser de gran ayuda para la localización de temas y para ver el estado de opinión en la red. 
  • Escasa interacción: Aunque cada vez parecen más concienciados en el trabajo de interacción con otros usuarios. Pero atención, este tipo de comunicación debe darse siempre en unos parámetros, evitando trolls, disputas e intentando reforzar mensajes para fidelizar a los usuarios. 
  • Saturación de mensajes: Si bien en ocasiones la comunicación es esporádica, parece que cuando se produce se quiere aprovechar el tiempo con muchas publicaciones en un corto lapso de tiempo lo que, finalmente, resulta contraproducente ya que corremos el riesgo de que el contenido se devalúe y el usuario lo obvie sin apenas leerlo. 
Como comentamos, estos son sólo algunos de los errores, pero todos tienen fácil arreglo si se propone. Vale la pena sentarse a pensar antes de comenzar a comunicar. 

2 comentarios:

Rafael Dominguez dijo...

Cuán acertado el análisis. Pero me surge una duda al leer tu post. ¿Dónde colocamos la línea entre lo profesional y lo personal en redes sociales? ¿Recomiendas la utilización de dos perfiles: uno más "corporativo" y otro más "personal"? Como comentas, en localidades pequeñas es complicado separar la vida profesional de la personal, y saber gestionarlo me parece fundamental.
Gracias y enhorabuena por tu blog.

J. Pedro Marfil dijo...

Gracias por el comentario. Realmente, el tema sobre la distinción de perfiles personales y profesionales da para mucho. Es buena materia para hacer incluso una entrada completa. Cada cual interpreta el asunto como más le conviene, aunque sí es verdad que habría que establecer ciertos límites.
Intentaremos escribir sobre el asunto.
Gracias de nuevo.
Saludos