El interesante camino hasta 2015

Pasadas las elecciones europeas, muchas son las conclusiones que se extraen en caliente. Pero lo cierto es que aún no hay nada escrito.  
Quedan meses para 2015, año de elecciones municipales y nacionales. Y aún tienen que pasar cosas muy interesantes por el camino que impiden que se pueda asegurar con rotundidad que el bipartidismo ha muerto o que Podemos está acabado.Vayamos por partes. 
El PP tiene por delante la esperada segunda mitad de legislatura. Desde la organización del partido se insiste en el mensaje de mejora económica, que previsiblemente vendrá acompañada con rebajas de impuestos. Estas medidas y los sucesivos datos económicos positivos le volverán a acercar a sus bases e incidirán en el marco comunicativo de buenos gestores
Al PSOE le aguarda quizá uno de los años más intensos de las últimas décadas: congreso, primarias y la revalidad de las municipales. No le queda margen para empeorar. Dentro de unos meses contarán con nuevo líder y nuevo candidato, lo que les permitirá soltar lastre e intentar retomar a su electorado con un discurso ilusionante. Las diferentes citas - el mencionado congreso extraordinario y las primarias - le otorgan una visibilidad mediática de gran intensidad por lo que casi se puede decir que la campaña del PSOE ya ha empezado. Discursos renovados, líderes renovados y el potencial de la organización con la que cuenta el partido hacen que no sea posible descartar nada. 
Izquierda Unida, aparentemente el partido llamado a canalizar el descontento dentro de los votantes de izquierda, no logró el resultado esperado. Los resultados de PP y PSOE han sido duros, pero la merma en el potencial del IU también es digna de reflexión si el partido aspira a más en la próxima legislatura.
Es cierto que 'pequeños partidos' estarán ahí. Pero no podemos olvidar que el sistema electoral español prima la estabilidad, por lo que no les será sencillo conseguir una amplia representación. 
Mucho se ha escrito sobre el fenómeno del partido de Pablo Iglesias. Especialmente interesante este análisis de Metroscopia sobre el perfil del votante. La horquilla de evolución de Podemos es amplia. Ya consiguieron lo más importante: colarse en el parlamento europeo con pocos recursos institucionales, a partir de ahora contarán con más visibilidad en los medios y por tanto mayores posibilidades de hacer llegar su discurso. Pero también este puede ser su punto flaco. El programa del partido de Pablo Iglesias y él mismo cuentan con debilidades que, con toda probabilidad, serán utilizados por sus adversarios políticos para desacreditarlos lo máximo posible. También entrará en juego la capacidad del PSOE e IU para vender 'el voto útil' dada las imperfecciones del sistema electoral. Así podrá crecer, o desinflarse. 
Como vemos hay demasiados factores que entran en juego. Será muy interesante ver cómo evolucionan todos ellos porque marcarán la estrategia de unos y otros de cara a 2015.
Lo dicho: aún es pronto para lanzar predicciones sólidas. El resto son quinielas.

No hay comentarios: